Definí tu nicho o especialización

Hay muchas personas que empiezan sus trabajos freelance apuntando a ser generalistas, para de esta manera poder tomar una mayor cantidad de propuestas. Pero esto puede traer varias complicaciones, como por ejemplo:                                                    

  • No destacarte frente a la competencia
  • Tener precios más bajos que el mercado
  • Que los clientes te elijan por precio
  • No tener visibilidad
  • No centrarte en mejorar una disciplina concreta
  • Hacer de todo pero no ser el mejor en nada
  • Que los clientes cuestionen tu trabajo e impongan su criterio

Por eso nosotros te recomendamos especializarte en base a tus conocimientos. Elegí un servicio o nicho especifico sobre el que vas a trabajar y empezá a crecer desde ese punto. Esto te puede traer todos estos beneficios:

  • Te posicionás como un referente en la materia
  • Los clientes te buscan por la calidad de tus trabajos, no por tu precio
  • Mejorás y avanzás como freelancer en tu especialidad
  • Tenés foco y un mensaje específico que mostrar al mercado.
  • Invertís mejor tu tiempo y tu dinero en marketing y publicidad.
  • Es mucho más fácil saber dónde están tus clientes potenciales y qué acciones realizar para que se interesen por tu trabajo.

Si todavía no estás seguro en que especializarte preguntate, qué hacés mejor; qué se demanda más de lo que hacés; qué te gusta hacer; qué te va a generar más ingresos.

Armá paquetes de servicios

Esto te va a servir para establecer tu precio y definir exactamente que servicios vas a brindar. De esta forma, ahorras mucho tiempo al no tener que presupuestar cada proyecto por separado, además de alinear tus expectativas con las de tu cliente.

No se trata solo de venderle más al cliente, se trata de ofrecerle un servicio integral. Evitar que tu cliente deba buscar en diferentes lugares y con diferentes personas para completar los elementos que necesita, ahorrándole tiempo, dinero y estrés. Y da la posibilidad de tener una visión mucho más sólida de la marca en todos los elementos, lo cual te permite más libertad a la hora de proponer ideas.

Los potenciales clientes, prefieren ver productos estandarizados que facilitan la decisión de compra ya que pueden comparar con otros  lo que incluye y el precio. Además, con la paquetización pones límites en la prestación del servicio, lo que incluye, el precio a cobrar y también el cliente percibe que lo que recibe a cambio está bien delimitado.


Es importante, armar niveles de paquetes que incluyan diferentes prestaciones. Acá te dejo un ejemplo:

Definí tu marca y empezá a trabajar en tu branding                                        

Es sumamente importante para poder promocionar tus servicios que tengas una página web, portfolio y alguna red social. Esto te va a dar una imagen mucho más profesional y va a generar confianza en tu cliente.

Sitio web: Podés crearlo con Wordpress o alguna web del estilo de Wix. Wordpress puede llevar más tiempo aprender pero no vas a tener que pagar un fee mensual. Wix va a ser más sencillo pero cobra un fee mensual.

Portfolio: Aunque no hayas trabajado como freelance es importante que tengas trabajos que hayas hecho para mostrar. Puede ser alguno que realizaste para algún amigo o trabajos de tus clases y cursos.

Red social: Elegí la red social que mejor se adapte a los clientes a los que apuntas. Y solo elegí las que puedas mantener activas y funcionando, es preferible pocas y bien activas, que muchas y con poco contenido.

Dónde conseguir clientes

Podes conseguir clientes a través de sitios freelancers como Fiverr o Workana. En estos sitios web hay muchos freelancers que ofrecen sus servicios por lo que la competencia suele ser mucha y el precio bajo atrae bastante. Las plataformas cobran una comisión pero nos facilita conectar con personas de todo el mundo y empezar a armar nuestro portfolio de clientes.

Otra muy buena opción es ir a eventos, workshops o cursos relacionados con tus servicios ya que es una muy buena manera de hacer networking. También podés unirte a foros y tu presencia en las redes y google te va a ayudar a acercarte a tus clientes.

Propuesta

Una vez que conseguiste un posible cliente le deberías armar una propuesta en base a sus necesidades. Y esta la podemos dividir en 6 partes:

  1. Breve introducción sobre vos. Quién sos, qué servicios ofreces, clientes que hayas tenido,etc.
  2. Auditoría del cliente que conste de un diagnóstico con los posibles puntos a mejorar.
  3. Propuesta desglosada describiendo claramente cómo vamos a mejorar los distintos puntos diagnosticados.
  4. Línea de tiempo detallando cuanto se va a tardar en cada mejora y quien lo va a realizar.
  5. Presupuesto detallando tus servicios y los gastos que debe hacer el cliente.
  6. Condiciones detallando que porcentaje se paga por adelantado, que medios de pago se aceptan, etc.


Y acá te dejo algunos tips extra que pueden facilitar mucho la explicación de tu propuesta si la envías por mail:

  • Agregar un diccionario de términos en la propuesta.
  • Resumir los puntos clave en el cuerpo del email.
  • Grabar un video en LOOM explicándola paso a paso, en menos de 15 minutos.

Presupuesto Aceptado y envío de contrato

Perfecto, una vez que el presupuesto fue aceptado llega el momento de armar un contrato para que firme el cliente y así formalizar la relación profesional

El contrato debe incluir:

  • Identificación de las partes.
  • Definir muy bien qué entra en el servicio.
  • Precio y formas de pago.
  • Plazos de entrega de material y de proyecto.
  • Límites de revisiones.
  • Extras: Confidencialidad, protección de datos, derechos de autor, etc

Acá les dejo algunas webs donde pueden generar un contrato online de manera super sencilla :

Herramientas extra del freelancer

Con estos primeros pasos ya podes empezar tu camino hacia un futuro profesional freelance. Podes usarlo como guía para animarte a incursionar en este nuevo mundo. Luego en el proceso, seguramente encuentres tu propia manera de desenvolverte como freelance y los trucos y acciones que mejores resultados te traen. Y acordate que no hay un momento ideal para empezar, el mejor consejo que te puedo dar ¡es que empieces ahora!