La experiencia del usuario, o UX, es una práctica orientada a mejorar la experiencia que tienen las personas a la hora de utilizar el sitio de una marca u organización.

La experiencia de navegación dentro de un sitio puede costarle muy caro a una marca. La mala experiencia del usuario puede reducirse en un aumento de tasa de rebote es decir, que el usuario termine abandonando el sitio web.

Para que esto no suceda, es muy importante que, a la hora de diseñar el sitio, nos concentremos en las necesidades que posee el usuario.

Según un estudio realizado por Nielsen Norman Group, los usuarios suelen abandonar las páginas web entre los 10 y 20 segundos. Pero una buena experiencia de usuario puede hacerle llamar su atención por lo que nos permite ganar algunos minutos de presencia en el sitio, por parte del usuario.

Tenemos varias razones por las que la experiencia de usuario puede afectar la rentabilidad de tu empresa:

  • En primer lugar, los motores de búsqueda califican mejor a los sitios que tienen una experiencia de usuario optimizada, dándole mayor relevancia y visibilidad a tu marca.
  • Un buen diseño UX mejora los índices de conversión. El hecho de que el usuario tenga claras las acciones que tiene que realizar en el sitio, los recursos que puede utilizar y los contenidos en sí, aumenta las posibilidades de que convierta dentro de tu sitio web.
  • Un buen diseño UX también va a ayudarte a mejorar las ventas. Si vendés productos o servicios online, el diseño UX debe ser una inversión clave. Si un usuario entra pero no entiende como encontrar lo que necesita, es muy probable que salga y vaya a buscar tu producto o servicio a otro lado.

Para poder entender si tu sitio tiene una buena experiencia de usuario podes realizar diferentes acciones:

Testeo de usabilidad

El testeo de usabilidad de un sitio web te va a permitir probar las funcionalidades con usuarios reales para poder ver sus reacciones y así determinar si la forma en que navegan por el sitio es correcta, o se ajusta a lo que estaba planificado.

¿Qué aspectos tener en cuenta a la hora de generar un testeo de usabilidad?

  1. Tené en claro los objetivos del test para poder conocer qué información se debe recabar.
  2. Conocé lo mejor posible al usuario. Realizar una encuesta para obtener algunos datos que te pueden permitir mejorar la experiencia del usuario es re importante. Datos demográficos, intereses, situación laboral, etc.
  3. Procurá que aquellas que personas que vayan a realizar el test, se parezcan lo más posible a tu buyer persona.
  4. Realizá el test en varios dispositivos (computadoras, tablets, celulares) para ver si es una variable que se debería tener en cuenta.
  5. Elaborá una lista de acciones que querrías que el usuario realice y que se encuentren alineadas con el objetivo del test. Por ejemplo: completar un formulario de contacto, descargar un recurso, etc.
  6. Dale libertad al usuario para que encuentre por sí solo la manera de completar las acciones que le pasaste anteriormente.
  7. Feedback. Uno de los puntos más importantes es que el usuario te de sus opiniones acerca del sitio, la facilidad o dificultad para navegar, etc. Sus impresiones pueden ayudarte muchísimo a mejorar la página web.

¿Qué otros aspectos consideras clave a la hora de mejorar la experiencia del usuario?

¡Te leemos!