logoCoderhouse.png
By Flor • noviembre 29, 2018

5 consejos para crear portafolio de trabajo

Si eres un diseñador freelance o si te encuentras en busca de tu próximo trabajo en esta área, una cartera de trabajo (o portafolio) es esencial. Los clientes e incluso los empleadores siempre querrán ver nuestras capacidades y formarse de manera rápida una impresión sobre nosotros. Es por ello que siempre debemos estar actualizados con las mejores herramientas y conocimientos para desarrollar un portafolio único en su estilo que nos ayude a destacar lo mejor de nuestro trabajo.

Webp.net-gifmaker
Portafolio Ben Mingo

 

Siempre es importante organizar todo de la manera más correcta en un solo lugar, es por ello que acá te dejo 5 consejos que te pueden ayudar a crear el sitio perfecto para tu portafolio.

 

Ambientá tu sitio

 

La ambientación siempre es importante a la hora de diseñar tu portafolio. Por ejemplo, si querés trabajar en la web, debés asegurarte de que es eso lo que estés destacando en el portafolio.

Por otro lado, si eres diseñador independiente o trabajás junto a un pequeño equipo, es fundamental centrarse en un nicho de mercado específico, ya que resulta sumamente beneficioso. Cuando todos tus clientes comparten un área en común, es mucho más fácil anticipar sus necesidades, incluso antes de una reunión. Es por ello, que si te especializás en una línea en concreto (como sitios web para complejos de apartamento o consultorios médicos), debés poner un relieve de este tipo al sitio donde expondremos el portafolio.

 

Seleccioná tu mejor trabajo

 

En un principio, puede parecer importante mostrar todo lo que hemos hecho como una forma de demostrar nuestras habilidades, sin embargo, esto suele ser un error, siempre menos es más.

Se debe crear una potente mezcla de nuestro mejor trabajo, esto se debe a que cuando la gente se encuentra en la búsqueda de un diseñador web, no tienen el tiempo suficiente para estudiar cientos de portafolios y mucho menos todo su trabajo. Las impresiones se forman instantáneamente, por ello debés hacer una pequeña selección de calidad la cuál debe estar “al frente y en el centro”, en donde muestres lo mejor de vos

Webp.net-gifmaker (1)
Portafolio Ben Mingo

 

Contá una historia

 

Cada pieza incluida en nuestro portafolio debe contar una historia, ya sea visualmente o con palabras.  Si por ejemplo, hemos diseñado un sitio web para un restaurante local que es conocido por la comida gourmet de calidad, la estética debe establecer un contacto y por supuesto lograr encajar el mensaje. Los sitios web son un medio de comunicación, por lo que cualquier cliente querrá ver un trabajo que realmente diga algo.

Más allá de simples imágenes, es posible que deseemos mostrar un portafolio formado por piezas definidas por casos de estudios. Si los visitantes del sitio quieren saber más, se les permitirá hacer click a través de detalles adicionales para cada pieza.

Debés expresar las necesidades que ha tenido cada cliente con el cual has trabajado, qué problemas trataste de superar y cuáles fueron las soluciones aportadas con tu trabajo. Es importante tener el interés y la atención de los visitantes, y contar una historia corta que tiene un principio y un final siempre destacando cuál fue tu papel como solucionador del problema.

 

No hacer perder el tiempo

 

Cada dueño de negocio entiende a la perfección que el tiempo es su recurso más valioso, por eso, nuestro trabajo es evitar que se “ahoguen” con un portafolio extenso y sin sentido, o de igual forma, a través de una navegación complicada.

Nuestro trabajo además, debe ser visible inmediatamente y como ya se ha mencionado, solo el mejor. Resulta fundamental optar por un diseño sencillo y elegante para evitar problemas de carga.

De igual forma es importante asegurarse de que el sitio en donde se aloja nuestro portafolio funcione bien en todos los navegadores, si por ejemplo, los visitantes están navegando por la web en una versión anterior de Internet Explorer y nuestro sitio no se visualiza correctamente, estaremos dando una mala impresión y probablemente no recibamos una nueva oportunidad. Mientras más simple hagamos el sitio, más fácil será resolver cualquier problema de este tipo.

 

Mantené la frescura del sitio

 

La elaboración de un gran portafolio es como la jardinería. De vez en cuando se debe “podar” y “eliminar” de forma selectiva aquellas piezas que ya no son representativas de nuestro trabajo. También debés enfocarte en plantar la semilla para nuevos trabajos y buscar oportunidades para expandir tu portafolio.

Cada vez que trabajás en un nuevo proyecto, no solo estás haciendo el trabajo para un cliente, también estás creando potencialmente una nueva pieza para el portafolio. Si el dinero o el proyecto no son muy motivadores, debés asegurarte de que estás inyectando aun así, un trabajo de calidad.