logoCoderhouse.png
By Coderhouse • diciembre 17, 2014

Te apuesto a que no sabías que programar podía ser para creativos

Cada vez más personas de otras carreras, tales como humanidades, filosofía, administración, diseño, y marketing, están encontrando algo en programación que antes no sabían que existía; la posibilidad de ser creativos. Y esto es algo bueno.

La barrera más grande que impide que personas se involucren con la programación es que piensan que se necesita tener un perfil “matemático”, o piensan que es muy difícil. Pero cuando ven que pueden escribir código en poco tiempo y ver resultados, se dan cuenta que no es tan difícil como pensaban.

La programación es una herramienta para sacar las ideas que tenés en tu mente al mundo exterior.

¿Querés hacer una aplicación web para innovar un mercado? ¿Tal vez un juego para dispositivos móviles? En vez de buscar capital y contratar a un programador que no va a entender tu idea, podés aprender a programar y aplicar tu creatividad para hacer algo tangible.

Cada vez más, personas de otras carreras y rubros que estudiaron programación en cursos y en su tiempo libre, están consiguiendo trabajos en programación. Esto se debe a que las empresas buscan perfiles creativos, y en una industria que siempre está evolucionando, esto es necesario.

Estudiantes de marketing probando programación comentan que la programación es incluso más creativa que muchas actividades de sus carreras actuales. Te incentiva a pensar diferente, a crear.

El problema es que la gente lo suele ver como algo técnico y orientado a las matemáticas. Creo que todos fuimos culpables de eso en algún momento.

Teniendo en cuenta que cada vez se necesitan más programadores, y estas posiciones no están siendo cubiertas, los beneficios para aprender programación son cada vez mayores.

Ahora es fácil hacer ese cambio de carrera, ya que ahora se buscan perfiles completos, es decir que sean creativos y que cuenten con las herramientas para construir aplicaciones y páginas web.

Además, la industria más innovadora es la de las startups tecnológicas. Y las “estrellas” de las startups son los programadores.

¿Te consideras creativo y querés trabajar en un ambiente desafiante? Entonces aprender a programar puede ser la respuesta.