Profesores

Jonatan Ariste “Dar Para Recibir”

Publicado el .

Jonatan Ariste “Dar Para Recibir”

Introducción

Profesores

Jonatan Ariste “Dar Para Recibir”

Publicado el .

Conoce la increíble historia de Jonatan Ariste, Coder Ninja y profesor de UX en Coderhouse, Buenos Aires.

¿A que te dedicabas antes de programar?

Estudiaba para ser concertista de guitarra en EMBA de Quilmes y trabajaba vendiendo Mentitas en los semáforos en la ciudad de La Plata.

¿Qué hizo que te intereses en la programación? 

Me interesé por la programación cuando era pequeño, gracias a un amigo programaba en Pascal con su 386. Un día me mostró un jueguito de Ahorcado que escribió con mucho esfuerzo y ese día me dí cuenta que quería hacer eso algún día. De todas maneras no se dio hasta que cumplí los 25 años.

¿Cómo fueron tus primeras experiencias?

Lo primero que programé fue en Qbasic un programa que calculaba el índice de masa corporal, aun lo tengo en un CD en algun lado, lo presenté como trabajo final en una materia.

¿Cuando supiste que ya habías aprendido a programar?

Creo que nunca se sabe del todo programar ¿Se puede saber todo de algo? Lo que creo es que aprendés a usar el pensamiento analítico para crear posibles soluciones, pero cada proyecto es un mundo y se aprende constantemente. Yo no diría que sé programar, solo diré que sé lo suficiente como para encarar un proyecto que seguro me obligará a aprender nuevas técnicas e implementaciones.

¿Cuál fue tu primer trabajo y cómo lo conseguiste?

Mi primer trabajo lo recuerdo con mucho amor. Quería entrar en el mundo de los estudios y diseño, pero nadie me contrataba. Me di cuenta que no tenía experiencia y que nadie me tomaba en cuenta por ese motivo, así que decidí conseguir una pasantía no rentada para poder sumar experiencia. Fue así que di con el aviso de una revista muy linda llamada “Singular” que tenía una fuerte impronta de diseño. Entré a trabajar ahí para hacer unas cosas en su versión web y la directora del proyecto, Lola Caballero, me dió una oportunidad de esas que nadie te da: “Tengo este proyecto, si te animas te doy la primera mitad del tiempo a vos. Si te sale, ganas dinero, si no se lo paso al otro programador”. Así arranco mi historia: con sólo una oportunidad, las ganas necesarias para tomarla y el hambre de ser alguien. Duré una semana sin paga.

¿Cómo empezaste a crecer profesionalmente como programador?

En este trabajo que me supe ganar aprendí mucho sobre la calidad en mis entregas. Trabajé con grandes como HP, Unilever, Roemmers, Autodesk, etc. y de esta manera me hice de un portfolio interesante, con el que luego entré al mercado de USA, de la mano de una amiga que presentó ese portfolio en un estudio llamado Rock Group – Miami, Florida. Ahí mi carrera dió un vuelo interesante, pues el primer trabajo que hicimos fue para Royal Caribbean ¡Alucinante!

Desde tu visión ¿Qué habilidad básica crees que se necesita para aprender a programar?

La habilidad más importante para aprender a programar es la que hace a todo el mundo bueno en algo: ser constante. El talento es importante, pero no es nada si no se es perseverante. Aún estoy en la búsqueda de el enfoque, me cuesta mucho ser intenso con el estudio. Quizás por eso se está volviendo en mi mejor skill por que es en lo que más trabajo, ser perseverante.

¿En qué proyectos trabajas actualmente?

Trabajamos con gente de Miami en implementaciones para Hard Candy Fitness, la cadena de Gyms de Madonna, entre otros proyectos.

¿Cuál es tu proyecto de programación soñado?  

Mi proyecto de programación soñado es el que hago con mis amigos para ayudar a personas. Creo que cuando le das una vuelta a las cosas te das cuenta que lo más satisfactorio es ayudar. Si juntas programación, ayudar y amigos, tenés una hermosa fórmula de la felicidad.

¿Qué te motivó a formar parte de Coderhouse?

Viajé a Chile por un mes y medio y ahí conocí a Pablo, co-fundador de Coderhouse. Nos llevamos muy bien y hablamos mucho sobre nuestra visión acerca de los diferentes modelos para enseñar a programar. Ayudé en un evento que se realizó en Santiago y desde ese día quede enganchado con la propuesta de la escuela y con la camiseta puesta desde Chile.

¿Tenés una filosofía de vida?

Mi filosofía de vida es: “Dar para recibir”. Por eso soy miembro del Google Developer Groups en Buenos Aires, con quienes damos charlas sobre tecnología alrededor de LATAM y evangelizamos sobre tecnologías de Google en general. Algunos me dicen “vos tenes suerte”. Pero en realidad no es suerte, pasa que siempre soy el primero en ayudar; eso hace que tenga más exposición y, por ende, más probabilidades de encontrar oportunidades y de “tener suerte”.

 

¿Unas palabras para las personas que les gustaría aprender a programar?

Empiecen con algo fácil: Html5, Javascript… Necesitan obtener resultados rápido y sentir que tienen éxito inmediatamente. Es un error pensar en abordar un mega proyecto como primer trabajo. Hagan cosas chicas, aprendan de sus errores, pregunten y participen. Si alguien lo programó ustedes también pueden. Cualquiera puede programar, solo tiene que hacerlo de manera gradual y constante. Recuerden que Roma no se construyó en un día.

¡Gracias Jony! Éxitos en la conferencia de Costa Rica, te seguimos vía Twitter en @jonatanariste

  • http://ramses.com.ar Ramsés

    Tuve la oportunidad de tener como profesor a Jony en CoderHouse y la verdad que es una persona que conoce mucho y siempre quiere transmitir hasta la última gota de su conocimiento, tanto técnico como comercial. Me fui bastante satisfecho, gracias a Jony y a CoderHouse. Saludos

Ver Comentarios (1) ...
Navigation
Menú
×