logoCoderhouse.png
By Kevin Rutolo • abril 23, 2018

El estado actual de la carrera de videojuegos en Argentina

Opinión sobre cómo se encuentra este área en la educación, la industria y la percepción de la sociedad.

Cualquiera que se haya preguntado cómo hacer videojuegos para vivir va a encontrarse con algún familiar o conocido que, lejos de entender el creciente volumen del sector que apunta a destronar a Hollywood, nos ha preguntado si no estábamos un poco grandes para seguir jugando “jueguitos”.

¿Qué es lo que llevó a esta mala imagen?

Tu carrera académica soñada es solo viable para tus familiares como un “cursito”, primero no le ven salida laboral y segundo porque hay pocos estudios de desarrollo en Argentina. A su vez no hay profesionales para formar y crear esos estudios, ya que nadie se dedica a involucrarse por miedo a que no le rinda el dinero. Y el ciclo sigue así, lo que lleva a la sociedad a considerarlo como hobbie o peor, una pérdida de tiempo.

Actualmente en Argentina la gran mayoría de los centros educativos que tienen la carrera de videojuegos reutilizan las materias de otras carreras y agregan una o dos materias exclusivas realmente enfocadas en el tema. Y, ¿quién podría culparlos? Las facultades optan por apoyar a las carreras con más popularidad, claramente tienen que pensar en lo que les ayuda a pagar a los profesores.

Carrera de videojuegos 

Lamentablemente para estos establecimientos educativos las condiciones actuales no son las óptimas para una carrera de múltiples años. Si no se ven preparadas para comprometerse a fondo, es preferible buscar alternativas de enseñanza a entrar en una facultad con la misma idea del videojuego que la sociedad. Puede ser que estemos pensando en el huevo y la gallina, y estemos apuntando al equivocado, puede ser que tengan que existir los juegos locales para que existan las carreras que enseñen cómo hacerlos.

Los hermanos Lumiere no fueron a ninguna escuela de cine antes de mostrar sus películas, ya que estas no empezarían a aparecer hasta dentro de varias décadas. Cuando se generó más demanda y cuando empezaron a formarse expertos del tema dispuestos a enseñar.

Sin embargo no todo está perdido, si en nuestros tiempos libres ayudamos a la ya creciente industria, creando nuestros proyectos, vamos a llegar a un volumen lo suficientemente grande como para que las universidades tomen a la carrera de videojuegos con la seriedad que merece.

Curso de desarrollo de video juegos